Serra do Courel



La Sierra del Caurel (a Serra do Courel) es un lugar inolvidable. Este verano tuve la suerte de transitar por sus estrechar carreteras y sumergirme en un mundo perdido, quizás de los últimos paraísos de la Península. Situada en su mayor parte en la provincia de Lugo, concretamente en su rincón suroriental, es un magnífico ejemplo muy bien conservado de lo que debió ser el primitivo paisaje de la Galicia interior. Es un lugar ajeno a las especies invasoras donde puedes mirar a tu alrededor sin ver las rutinarias plantaciones de pinos y eucaliptos que inundan los montes gallegos. En su lugar abunda el monte bajo de brezos y madroños y el bosque de castaños, carballos y encinas. Desde Piedrafita do Cebreiro al norte o desde Folgoso al sur podemos recorrer la comarca, merece la pena transitar la Devesa de Rogueira (3ª y 4ª foto) y visitar los numerosas aldeas de la zona, algunas de las cuales ni aparecen en el mapa (la 2ª foto corresponde a la núcleo de Seceda). La abundancia de pizarra determina la arquitectura rural de la comarca y permite que los pueblecillos se mimeticen y pasen desapercibidos desde la distancia. La mejor época para visitar la zona es, por supuesto, el otoño; yo no tuve más remedio que hacerlo en verano pero aún así mereció la pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario