Gata

Vista de Gata con la almenara al fondo

Gata vista desde la carretera que une la localidad con Torre de Don Miguel

Gata tiene su propio valle, presidido por la torre medieval conocida como la Almenara. A los pies de las Jañonas, de casi 1400 metros de altitud, el pueblo se extiende por la vertiente asolanada del valle, mirando de frente a la Sierra del Salío. Es un gusto recorrer sus intrincadas calles al atardecer de un día de verano, disfrutando de la frescura atesorada por esas callejuelas estrechas y laberínticas. Su iglesia tardogótica y su fuente coronada por un fabuloso escudo de época imperial (ver foto) destacan en su centro histórico, declarado bien de interés cultural. En la entrada de la villa un inmenso cedro de más de 200 años nos da la bienvenida. A Gata le tengo un especial afecto: hace varios años planté mis reales en ese bello rincón y desde allí exploro sin descanso la comarca.

Almendros en flor con Gata y su valle al fondo

Callejuela con túnel en el centro de Gata

Escudo imperial sobre la fuente del Chorro 

Imagen nocturna del casco viejo

Callejuela en el casco viejo de Gata

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada