Castaños en la Sierra de Gata

Castaños en las cercanías de Robledillo

Joven castaño en las cercanías de Robledillo, con la Sierra de las Pilas al fondo

Castañar de Ojesto (San Martín) en invierno
Castañar de Ojesto, junto a San Martín de Trevejo
Castaños entre olivos en las cercanías de Gata

Es bueno abrazar árboles y si son castaños, mejor. El castaño (castanea sativa) es mi árbol, el poderoso alcornoque sería el segundo en mi lista, pero el primero es el castaño. Árbol fornido y con porte, todo un galán. Cada año muda varias veces de aspecto: en invierno se desnuda; en primavera se viste poco a poco, sin prisa, de un manto verde intenso; pierde frescura y se apaga con los calores estivales; en otoño muestra su cara más bella, tonos primero amarillos y luego rojizos, para terminar desnudándose otra vez con la llegada del frío.Su sombra es generosa y acogedora y su copa te protege con eficacia de las lluvias primaverales. El castaño, cuyo fruto ha alimentado durante siglos a los serragatinos, abunda en la comarca salpicando los montes y valles con sus colores, pero solo en algunos lugares su presencia masiva forma bosques: alrededor de Hoyos, en las cercanías de San Martín de Trevejo, donde está el maravilloso castañar del Puerto de Santa Clara, y entorno a Villamiel; pequeños bosquecillos podemos encontrar también cerca de Gata y de Robledillo.


Castañar junto a Hoyos
Castañar junto a Hoyos en primavera
Castaños en bancales en el paraje de El Carámbano (Hoyos)
Caminando entre castaños en otoño por la Sierra de la Cachaza

Bosque mixto de Castaños, robles y pinos en las cercanías de Torre de Don Miguel

No hay comentarios:

Publicar un comentario